Música para todos

Música para todos

Desde el nacimiento de Hayarte, hemos recibido a todas las personas por igual, y a cada una con sus cualidades. Cualquier persona que ha cruzado nuestra puerta ha sido bienvenida, viendo natural y beneficioso su proceso de aprendizaje. 

Y queremos seguir recibiéndoos a cada uno de vosotros que portáis un equipaje común, la música en la mente y el corazón.

Crecimiento mutuo

Nos hemos dado cuenta de muchas cosas en este camino. Una de ellas, que la música se convierte en un vehículo hacia la mejora física y emocional de cualquier persona.

Por ejemplo, en el caso del autismo hemos descubierto mejoras motrices y sensibles a raíz de recibir clases de instrumento, y mejoras a nivel de autoestima. 

En el caso de la ceguera, hemos visto cómo la música ha resultado un medio para desarrollar sus altas sensibilidades, en este caso nos referimos al tacto y el oído.

Alumno y profesorado crecen. 

Comentarios cerrados.